Astrología, compatibilidad entre signos

los cuatro elementosHoy vamos a hablar de los signos del zodiaco y sus compatibilidades, olvídate de “capricornio y libra bien”; entiende el por qué de las cosas.

Recordemos que están los signos de tierra, agua, aire y fuego.

  • Signos de Tierra: Capricornio, Tauro y Virgo
  • Signos de Agua: Piscis, Cáncer y Escorpio
  • Signos de Aire: Acuario, Géminis y Libra
  • Signos de Fuego: Aries, Leo y Sagitario

La tierra: Los que están regidos por un signo de tierra (Sol en capricornio, tauro o virgo) son personas que necesitan seguridad y estabilidad a toda costa. (si no te acabas de sentir identificado luego te explicaré el por qué)

La tierra es la madre (madre naturaleza), personas con carácter protector pero que afrontan siempre los cambios con miedo.

Suelen ser bastante metódicos, aunque sea dentro de su propio orden, pero les gusta lo del ciclo de la vida, vamos sota, caballo y rey siempre.

Ya sabemos que en la cama son las fieras del aguante, suelen ser personas muy apasionadas sexualmente, necesitan el sexo como el comer, dormir o respirar.

Cabezones, testarudos, los podemos imaginar como una roca, inamovibles cuando creen en algo.

Les encanta el dinero, sobretodo guardarlo, el terreno laboral y económico tiene mucho peso para ellos, por algo son tierra, necesitan de esa estabilidad (mental) para poder vivir.

En cuanto a las relaciones amorosas son personas de tener, como no, estabilidad, les gustan las relaciones serias, estables, no son de ir de cama en cama.

El agua: Los que est·n regidos por un signo de agua (Sol en piscis, cáncer o escorpio) son personas que dan prioridad en su vida a sus emociones, todo lo viven como una gran marea de agua, hay momentos en los que se sienten como un tsunami, arrasan con todo, y en otro momento son como la lluvia que tiñe poco a poco las calles, agradables, necesarios.

Como la emoción es lo suyo tienen una gran capacidad de empatía, de sentir lo que sienten las otras personas y eso generalmente suele ir apoyado de una gran intuición.

El agua, libre, como los torrentes pasa de una cama a la otra con gran facilidad hasta que encuentra el lago donde aposentarse.

Suelen ser bastante generosos, no les cuesta compartir lo material aunque si les cuesta compartir su espacio, invadir a un signo de agua es lo peor que puedes hacer aman su espacio, sus rutas, como los ríos, y no los puedes amarrar. ¿Qué hacen los ríos siempre? Vuelven a su cauce…

El aire: Los que están regidos por un signo de aire (Sol en géminis, acuario o libra) son personas inteligentes, comunicativas, el aire hace eso, lo comunica todo, donde no hay aire? En un desierto puede no haber agua, pero hay aire, el agua está compuesta por oxigeno y el fuego sin aire se apaga…

Somos necesarios, y lo sabemos, igual por eso el orgullo y la vanidad es lo nuestro. Originales, aventureros, nos encantan los retos mentales, hablar por los codos y que nos alaben.

Somos cambiantes, podemos ser la brisa de la playa que embriaga y atonta (por eso somos grandes conquistadores) o un tornado que destruye todo a su paso.

Locuacidad, ambigüedad, exclusividad, son nuestras palabras.

El ahorro no es lo nuestro, nos encanta el dinero, pero más todavía nos encanta vivir bien, todo siempre a lo grande.

En el terreno sentimental somos tan buenos conquistadores que es difícil que alguien nos llegue a conquistar.

El fuego: Los que están regidos por un signo de fuego (Sol en aries, leo o sagitario) son personas fogosas, no en la cama, en todo, grandes viajeros, fieles en las amistades y ponecuernos profesionales, son fieles a si mismos más que nadie en el mundo.

Suelen ser personas tranquilas con grandes impulsos, pero cuando un incendio se inicia, a ver quien lo para!!!!!

Decididos, inteligentes, con mucho sentido del humor, no te aburres nunca con un signo de fuego al lado.

Difíciles de conquistar, pero grandes conquistadores.

El dinero les va a rachas, como ellos, cuando están tranquilos ahorran y cuando les da el impulso se lo gastan; eso sí, son generosos.

No les da miedo nada, donde haya una posibilidad de hacer algo diferente allí están ellos.

A partir de aquí podemos entender las relaciones que se generan entre ellos:

Tierra con agua: Se encantan, a uno no le gustan los cambios y el otro siempre vuelve a lo mismo, la tierra pone la cabeza y el agua pone el sentimiento, les gusta la rutina, el orden, en la cama uno necesita el sexo y el otro es el rey del sexo, son la horma del zapato del otro.

Tierra con aire: No puede haber dos conceptos de personas más diferentes, unos son como los viejos sabiondos que siempre tienen la razón (tierra) y los otros somos como los dioses del amor y el placer encarnados… mientras la tierra no puede asumir los cambios el aire se asfixia con la rutina… eso sí, recordad, los opuestos se atraen!!!

En la cama el aire suele aburrirse con la poca originalidad de la tierra.

Tierra con fuego: Si ponemos tierra en una hoguera apagamos el fuego, eso es lo que pasa entre ellos, ambos son personas que se comen mucho la cabeza, se calientan los cascos el uno al otro, peleas, asfixia… no pegáis ni con cola!!!

Agua con aire: El aire hace olitas con el mar, hacemos remolinos, tsunamis, levantamos el agua o lo hundimos, por eso los signos de agua suelen embobarse con el aire, ambos son signos muy emocionales y muy intuitivos, es difícil que se engañen el uno al otro, suelen entenderse muy bien.

Agua con fuego: El agua apaga el fuego, el fuego hace hervir el agua… ni con cola pegáis, uno siempre quiere volver a lo mismo, el otro no quiere volver a pasar dos veces por el mismo camino. En la cama os entendéis bien, la fogosidad torrencial es genial… pero no os entendéis en gran cosa más.

Aire con fuego: Sois la debilidad el uno del otro, si uno dice la palabra viaje el otro hace la maleta sin preguntar a donde, el aire enciende al fuego, explota sus cualidades, el fuego empuja al aire, sois la combinación perfecta, os mataréis, pelearéis todo siempre muy pasional pero nunca habrá otra persona que os deje una marca en la vida como la experiencia que se pueda tener en estas relaciones. Es bueno que se encuentren ya siendo maduros ambos, las locuras se entienden como tal y se sabe dominar la pasión vertical, al menos un poquito.

Explicación de por qué igual no os identificáis: El Sol no lo es todo, el signo marca solamente un porcentaje de la personalidad, en próximos capítulos os explicaré la importancia de las posiciones, el ascendente, la luna y demás planetas para que podáis ir disfrutando de esta ciencia.

Quejas, reclamaciones y, sobretodo, halagos a info@lauravera.es

Hasta la próxima!!!

Te atendemos en el teléfono 806 575 072. Las mejores tiradas de tarot.